El clima de Galicia es ideal para el crecimiento de la uva albariño, base de nuestros exclusivos vinos. Es así que, gracias a las frecuentes lluvias y las temperaturas suaves, el nivel de humedad es el perfecto para que se desarrollen las cepas de albariño. Por lo tanto, esta variedad de uva crece en condiciones óptimas. ¿Quieres conocer más acerca del clima atlántico propio de Galicia? ¡Síguenos y te contaremos todo!

El clima de Galicia y la uva gallega

Galicia tiene la fama de tener mal tiempo todo el año por las lluvias constantes. Sin embargo, debido a esto la uva albariño se desarrolla en todo su esplendor. También hay que decir que Galicia tiene zonas con microclimas que no sufren temperaturas extremas ni en invierno ni en verano. En cuanto a los cultivos, estos se suelen sembrar en terrenos elevados. ¿La razón? Para prevenir que las infecciones provocadas por la humedad del suelo lleguen hasta las plantas y las afecten. Pero sigamos con el clima gallego que cuenta con las 4 estaciones durante el año.

Otoño

Esta es la época en donde empiezan a bajar las temperaturas después del verano. En Galicia no hay días muy soleados en este tiempo y empieza a oscurecer antes. Además, se presentan lluvias frecuentes que en pocas ocasiones van de la mano de fuertes tormentas. La temperatura mínima suele estar en torno a 11 grados centígrados, aunque en partes montañosas puede bajar aún más. Lógicamente, cuando se va acercando el invierno, las temperaturas bajan más. Durante el otoño se suele presentar la época de vendimia y al terminar esta etapa se abonan los terrenos. También se podan los sarmientos grandes y se arreglan canales de drenaje y estructuras en general.

Invierno

En la época más fría del año, las temperaturas pueden bajar de los cero grados centígrados. Las lluvias siguen siendo permanentes y las tormentas son más frecuentes. Entonces durante esta estación se realizan podas a mano del cultivo de uva albariño y se erradican las malas hierbas gracias al uso de herbicidas.

Primavera

Aquí los días soleados empiezan a aparecer junto a temperaturas más elevadas. Aunque también se presentan lluvias, los días lluviosos se alternan con los soleados. También hay que decir que el tiempo puede llegar a cambiar inespeadamente. Referente a la primavera, hay un refrán muy popular en Galicia que dice: «marzo ventoso, abril lluvioso, y mayo florido y hermoso». Allí las temperaturas pueden variar entre los 15 y 20 grados centígrados y los colores llamativos del paisaje aparecen de una forma asombrosa. En lo que a cultivos de albariño se refiere, en abril aparecen los primeros pámpanos y no se deshierba nunca. Además, en junio se pueden ver flores y se siguen los tratamientos de prevención.

Verano

El verano en Galicia no es tan bochornoso como suele ser en otras partes de España. Durante las noches las temperaturas llegan a bajar considerablemente hasta los 15 grados centígrados. Asimismo, en esta temporada, las lluvias no son tan frecuente como en otras, pero también se presentan de vez en cuando. Esto sucede especialmente en Galicia donde la mayoría de días son soleados. Respeto a la vid, se realizan vendimias en verde y se sigue con los tratamientos de cultivo pertinentes. ¿Te estás preguntando qué es vendimia en verde? Se trata del aclareo de racimos de uvas a cepas que estén muy cargadas. Esto con el objetivo de mejorar las características cualitativas de los mostos.

Características del clima atlántico de Galicia

Galicia tiene un clima atlántico con medías mínimas anuales alrededor de los 10 grados centígrados y medias máximas anuales de 20 grados centígrados. Las lluvias van a estar presente durante todo el año, aunque en verano van a ser menos frecuentes. Gracias a la influencia del mar el clima se regulariza y hace que las temperaturas de invierno y verano no sean tan extremas como suelen ser. El clima atlántico hace que haya temperaturas suaves y lluvias generosas debido a su proximidad con el océano Atlántico. Algunas de sus características más importantes son:

Geografía

El clima atlántico se presenta normalmente en países con áreas costeras occidentales del continente como, por ejemplo, el norte de España. La proximidad al océano Atlántico facilita las abundantes precipitaciones durante todo el año, siendo el verano la temporada menos lluviosa. Además, la cantidad de agua anual puede superar los 1.000 mm anuales, y a veces puede llegar a los 2.000 mm.

Clima suave

Se dice que el clima atlántico es suave porque los veranos no son tan calurosos ni los inviernos tan fríos. Es decir que, a pesar de tanta lluvia, el clima puede llegar a ser muy agradable. Se puede afirmar que la proximidad de Galicia al océano Atlántico proporciona un efecto termo-regulador.

Ríos caudalosos gracias al clima de Galicia

Debido justamente a las abundantes lluvias, los ríos que se encuentran en las regiones de clima atlántico son muy caudalosos. Además, la niebla en las primeras horas de día es común debido al alto nivel de humedad de la región. También, la vegetación es muy generosa.

Ahora que sabes un poco más acerca del clima de Galicia te invitamos a probar nuestro vino albariño Casa do Sol.