La normativa de los vinos europea clasifica a estas bebidas en tres grandes grupos. Estos a su vez pueden tener otras sub-divisiones que dependen de la protección geográfica y niveles de fabricación. Entonces, aquí queremos compartirte cuáles son estas clasificaciones y en qué consisten. ¡Acompáñanos y embriágate con esta interesante información!

La normativa de los vinos que te interesará conocer

Según el consejo regulador, los vinos se clasifican así:

Vinos de Mesa

Estos son los vinos que no se incluyen en un área geográfica determinada. Entonces, no es necesario que tengan un referente en su nombre acerca de su procedencia. Tampoco deben cumplir con los reglamentos que sí tienen las zonas protegidas. Un vino de mesa suele ser el resultado de la mezcla de diferentes regiones y no cuenta con calificaciones de la uva o viñedo.

Sin embargo, un vino de mesa no necesariamente tiene que ser un vino de baja calidad. Inclusive, hay vinos de mesa ambiciosos que brindan sabores originales debido a sus pocos convencionales métodos de elaboración. No sería nada extraño que hagas un gran descubrimiento en un simple vino de mesa.

Vinos de la Tierra

Estos son vinos que de manera legal no pueden pertenecer a una denominación de origen. Usualmente, son vinos que pertenecen a bodegas que no quieren seguir un parámetro específico y prefieren tener la libertad de elegir su tipo de uvas y el tiempo de crianza del vino. Lo anterior, incluso sin importar que se encuentren ubicados dentro de una comarca determinada.

En España, estos son vinos de mesa que tienen derecho a la mención de vinos de la tierra. Por lo tanto, son vinos cuyas uvas procedieron de su zona geográfica al menos en un 85%. Hay vinos de la tierra por toda España y se puede decir que tienen un rango superior a los vinos de mesa. Inclusive, son vinos que a futuro pueden aspirar a pertenecer a una D.O.

DOP, Denominación de Origen Protegida en la normativa de los vinos

Aquí se incluyen aquellos vinos en donde se encuentra impresos aspectos culturales de su región de origen. Es así que, las variedades de uva deben cultivarse exclusivamente en el área geográfica donde se produce el vino. Asimismo, su preparación debe realizarse dentro de la misma zona sin excepción. Siguiendo estos parámetros, esta categoría se puede subdividir en otras que te vamos a enumerar desde los vinos de menor calidad hacia los de mayor calidad.

Vinos de Calidad con Indicación Geográfica (VC)

Aquí se encuentran los vinos que se elaboran en una determinada región o comarca que es la que le aporta a la bebida sus características especiales. Es así que, tosas las propiedades del vino están relacionadas directamente con su entorno geográfico. Dicho entorno se relaciona tanto con la mano de obra como la elaboración y envejecimiento de la bebida. En estos casos, la normativa tiene menos exigencia.

Para nombrar estos vinos se menciona el nombre exacto de la región. Por ejemplo, vino de calidad de «nombre de la región».

Vinos con Denominación de Origen (DO)

Para llegar a este nivel es necesario haber sido reconocido como Vino de Calidad con indicación geográfica al menos durante 5 años. Además, la zona de producción debe ser delimitada como parte de la regulación del vino. También, el vino debe cumplir otras condiciones como tener un prestigio comercial e incluir factores humanos y geográficos de la comarca delimitada. Entonces, aquí específicamente deben incluirse los terrenos de cultivo de las uvas.

Vinos con Denominación de Origen Calificada (DO.Ca)

Aquí estamos hablando de vinos que se someten a procesos de control y calidad mucho más exigente que los anteriores. En este caso, para llegar a este nivel, los vinos deben haber sido reconocidos al menos por 10 años como vinos con Denominación de Origen. Igualmente, se deben cumplir otros requisitos muy específicos como, por ejemplo:

  • Los vinos con fines de comercialización deben haberse embotellado en una bodega inscrita y situado en un área geográfica delimitada.
  • El control debe ser estricto desde el mismo momento de la elaboración hasta el momento de salir a ser comercializado. Dicho control abarca tanto la parte física como la química.
  • Los terrenos aptos para la producción de uva deben estar muy bien delimitados como ubicaciones exclusivas para la denominación de origen calificada.

Para terminar, las bodegas que se encuentren inscritas deben ser independientes.

Vinos de Pago

Estos son los vinos que provienen de un pago, es decir, de un sitio que se diferencia y distingue de todos los parajes de su entorno. En caso de que dicha zona se encuentre dentro de una DO. Ca, los vinos se denominarán como Vinos de Pago Calificado. Esto si se cumple con la normativa de los vinos de origen calificados y se encuentre suscrito en dicha denominación.

Los vinos de pago deben tener una elaboración y embotellamiento de manos de los dueños del viñedo situado dentro del pago. También, las uvas que se destinen a la elaboración del vino, deben provenir de estos viñedos solamente. Además, deben criarse separadamente de otros vinos.

Ahora que conoces algo más acerca de la normativa de los vinos, te invitamos a probar un buen vino de la D.O Rías Baixas. De esta manera, podrás sacar tus propias conclusiones. ¡Salud!